ExCuRSiONiSmO RoMáNTiCo FoReVeRExCuRSiONiSmO RoMáNTiCo FoReVeR
 Zodiaco Zodiaco
Estas en » ExCuRSiONiSmO RoMáNTiCo FoReVeR » Archivo de Relatos » December 2004 » Montseny Nevado El 29-12-2004
Thursday 30 de December de 2004, 00:00:00
Montseny nevado el 29-12-2004
Tipo de Entrada: RELATO | 3016 visitas

Excursión al Macizo del Matagalls un día de mucho viento y baja temperatura debido a la ola de frío polar... subida al Turó Gros y excursión a Sant Segimon. No pongo imágenes ya que hay galería de fotos.


Estamos a 27 de diciembre de 2004. Salimos de casa yo y mis dos hermanas hacia Collformic, ya que con la ola de frio el Montseny está nevado. El objetivo es pasarlo bien con el trineo, los plásticos y las raquetas de nieve, desde Collformic hasta el Matagalls, y si no se llega como ya lo hemos subido muchas veces...

Salimos de casa a las 8 y llegamos a Collformic a las 9:30. Saco el termómetro y marca 2 bajo cero... en efecto que aun dura la ola de frío polar... cogemos las mochilas, las raquetas y el trineo, y para arriba. Por Collformic ya se ve nieve pero no la suficiente como para tirarnos en trineo, confiamos en que al subir al matagalls allí arriba si haya bastante.

Vamos subiendo por el camino de Sant Andreu de la Castanya hasta que cogemos un desvio a la derecha para llegar a la base del turó gros, evitando así la fatiga del empinado GR5.2 que te lleva directamente a dicha base. Esta subida ya presenta más nieve que abajo, ya que el aire no pega , la montaña nos protege.

Al llegar a la base del turó Gros, pega un fuerte viento helado huracanado, que no nos hace pasar frío ya que hemos ido bien abrigados por la previsión meteorológica, pero te hiela la cara  y es muy molesto. Mis hermanas van sbiendo el Turó Gros con cierta soltura pero bajo el intenso viento que te va empujando hacia nuestra derecha, mientras que a mi si que me cuesta mucho avanzar. Al llevar el trineo (es grande, de dos plazas) como presenta gran superficie y le pega el viento huracanado a mi si que me tira fuerte y sin querer voy desplazándome hacia la derecha teniendo que vigilar el aterrizaje ya que el suelo es pedregoso y es como si fuera dando saltitos involuntarios hacia la derecha. La única forma que encuentro de plantar cara al viento es poner plano el trineo en el suelo, sentarme agachado encima y descansar para volver a coger fuerza para luchar contra el viento, ya que yo intento ir hacia la izquierda ya que a la derecha del todo es un precipicio.

Vamos subiendo, y vamos sufriendo el temible viento. Que sensación más angustiosa, ojalá se fuera  y nos dejara tranquilos, la previsión hablaba de unos 100Km/h pero no se yo aquello cuanto sería pero nunca había visto algo que s ele pareciera ni de lejos. Hacemos algunas paradas a la derecha de alguna vegetación baja o de alguna roca grande, y nos plantamos en la cima.

Vaya, aun peor, estamos arriba del todo, aquí pega totalmente de pleno el viento, nada más llegar nos ponemos a la derecha de unas pequeñas piedras que nos protegen un poco. Nos queda unos 20 minutos en situaciones normales para la cumbre. Mientras subíamos el Turó Gros, tenía la idea de llegar pronto al Matagalls para allí protegernos del viento con la gran base de cemento que presenta su gran cruz, pero una vez aquí, continuar hasta la cima está totalmente descartado. Sería muy peligroso continuar con este viento por un camino totalmente desprotegido del viento, ya que no presenta ni árboles ni nada que lo frene, y recorre la cadena totalmente expuestos.

Una opción, es buscar un sitio donde quedarnos protegidos del viento y esperar a ver si pasa y continuar más adelante, cosa poco probable. En ese sentido, abandono las piedrecitas con mis hermanas allí refugiadas en busca de dos opciones. La primera es buscar refugio en la vertiente de la derecha, que es como un precipicio por su verticalidad y pedregosidad. Me acerco de pie en el sentido del viento, y cuando estoy a mitad de camino un gran empujón me tira hacia el abismo creo (no estoy seguro) levantándome del suelo, y esta vez sin el trineo... rápido me agacho y voy hasta las piedrecitas de nuestro pequeño refugio agachado, por miedo a salir volando. La segunda opción que se me ocurre es la vertiente izuierda, que se de algún día que he atravesado su precioso bosque, así que vuelvo a salir de nuestro pequeño resguardo del viento, en el cual agachado no haces ás que aguantar el impacto bestial de arena y granos de nieve que son levantados por el viento. Me asomo a la vertiente izquierda, y el bosque esta... pelado!!! Todos los árboles se han quedado sin hojas, no hay más que troncos con alguna rama, cosa que seguro no protege nada del viento... la única salida es regresar con cuidado.

Aquí en nuestro pequeño refugio de emergencia, el termómetro marca 5 bajo cero, pero no pasamos frío al venir adecuadamente abrigados con mucha ropa. Comenzamos el descenso del turó gros, el cual tiene bastante pendiente. Por delante van mis hermanas, que les he dicho que lleguen cuanto antes a la base, a un cráter que hay en el suelo, que antiguamente era un pozo de hielo. En aquel tremendo agujero en el suelo, a simple vista veo que el viento no pega en su lado izquierdo porque está con mucha nieve, mientras que el otro lado, el derecho, se lo habrá llevado todo el viento, no queda nada.

Van bajando, y yo me cruzo con una joven excursionista que va sola con su perro hacia el Matagalls. Le aviso que al llegar a la cima del Turó Gros el viento no deja andar y es muy peligroso, a lo cual decide volverse para abajo como estamos haciendo nosotros. Comentar, que hace un Sol espléndido, no hay ni una nube lo cual no me extraña, con este viento... y se ve muy bien Barcelona (el Tibidabo), el mar, Montserrat,... pero los Pirineos no se ve nada, todo nublado allí al fondo.

Continuo bajando oponiendo gran resistencia al viento, esta vez al ir para abajo me empuja hacia la izquierda lógicamente. De repente me arranca el trineo que tengo agarrado fuertemente con las dos manos, y los veo volar como un pájaro a gran velocidad y finalmente se frena en una especie de "valle" en la vertiente. Ha voldado unos 50 o 100 m por suerte sin pillar a nadie y con mis hermanas bien lejos delante, a esa velocidad un impacto a alguien hubiera sido terrible. Me voy a buscarlo y me lo encuentro con una buena raja en la base, y se han partido los 2 frenos por el camino, de los cuales solo encuentro uno, el otro se ha quedado en alguna parte de el recorrido, vete a saber donde (si alguien lo encuentra, es amarillo, una barra de plástico de unos 15 cm). Milagro, es esta brecha de la vertiente no hay viento!!! de ahí ue haya frenado, sino vete a saber hasta donde llega a la terrible velocidad del huracán que nos azota.

Grito a mis hermana que aquí no hace tiempo, pero no me oyen. En toda la marcha, ha sido inutil hablar si se está a unos 10 metros o más, y es que el viento no nos deja comunicar, ya se sabe que las palabras se las lleva el viento jeje, y he hechado de menos uno de esos walki talkies de 30 euros del LIDL... así que me voy hacia ellas que ya han llegado al cráter.

Ufff esto es otra historia, metidos dentro el viento nos da de refilón, no hay comparación. Aquí dentro se está bastante bien, ya se habla de quedarnos aquí a comer pues tenemos un lado del cráter con nieve para tirarnos en trineo y mi hermana que quiere probar las raquetas en un trozo de nieve de 3 metros que tenemos en él ...

Nos vamos tirando con el trineo una y otra vez por la pendiente del cráter, es corta pero inclinada y se llega con bastante miedo jeje además en el centro hay unas rocas que no podemos retirar y da miedo chocar con ellas al llegar abajo. Cogemos nieve de otro sitio y la añadimos a nuestra pista abajo del todo para que sea más larga. El trineo ya no tiene frenos...y está bastante rajado por abajo así que parece que usándolo nos lo vamos a cargar del todo, pero para eso está.

Después de un rato prefiero no comer allí porque aunque no de pleno, viene un viento más ligero pero que nos baña de nieve polvo que viene acompañada con el viento, así que salimos y de nuevo a sufrir el viento hasta que estamos en la bajada final a Collformic que ya la montaña nos protege casi por completo del viento, igual que hizo al principio de nuestra ascensión.

En el coche dejamos las raquetas y el trineo, y comenzamos la excursión a Sant Segimon para comer allí. Vamos subiendo por el camino, esta vez no tengo el mapa pues no tenía previsto venir, hoy era el día del Bastiments pero está cancelado para mañana, que tampoco se hará por mal tiempo. No recuerdo en que momento tomar el desvío, además hay nieve... total que nos pasamos y al ver bastante cerca el cráter, ya se que nos hemos pasado. Volvemos hacia atrás, y con mi instinto vamos bajando por campo a través hacia donde se ve el camino a lo lejos, atravesamos un precioso bosque de aspecto invernal sobre nieve y llegamos al camino. De aquí a Sant Segimon solo es andar...y llegamos a las 15:30. Comemos, un poco tarde, y nos damos la vuelta. No hemos podido entrar dentro, ya que un caballo estaba puesto en la entrada con un perro y la tapaban, supongo que estarían a posta para que nadie entre, como está prohibida la entrada...pues nos quedamos sin ver al santo, y sin ver Viladrau  a vista de pájaro.

A la vuelta me dedico a hacer fotos: a las 3 cruces, a la fuente de agua helada, al bosque pelado de aspecto invernal, al riachuelo de agua solidificada, a mis hermanas,... y llegamos al coche a las cinco de la tarde.

En esta segunda excursión ya nos ha dado menos viento ya que ésta si recorre por bosques en gran parte, y se oia un gran sonido de los árboles provocado por el viento, que parecía el sonido de las olas del mar.

Hemos sufrido un poco, y la temperatura era bastante baja. Pero bueno, hemos salido intactos (no el trineo), y la cima no importa ya caerá de nuevo otro día. Bastante tiempo tendrá que pasar para que vuelva a salir con este viento, ha sido horrible aguantarlo, luchar contra él para no perder mi trineo y lo helada que dejaba la cara. Por otro lado, el entorno muy bonito, sobretodo los bosques de camino a Sant Segimon, y en especial el tramo hecho a través del bosque sin ningún camino.
Que ganas de venir en verano y hacer algún vivac de unos días en esos bosques donde no se me vea y así estar tranquilo, y descubrir todo el macizo del Matagalls, ya que tiene un brazo bastante largo en el cual no hay lugar destacable y nunca he visto gente, tiene que estar bastante virgen y el aspecto es... provocador ;-) Ya caerá, ya...

 

P.D. Te invito a visitar mi canal de Youtube Feliz Éxito aquí:  www.youtube.com/felizexito




Añadir nuevo comentario
Usuario de Madteam.net No usuario




Vista Previa



 

 
MadTeam.net | Suscribirte a este blog | Creative Commons License Blog bajo licencia de Creative Commons. | compartir este enlace en Facebook